Asturias

La primera semana de agosto de 2014 la pasamos en una casa rural en la localidad de Lamuño, perteneciente al municipio de Cudillero, en Asturias… un lugar precioso.

La casa está en un lugar privilegiado, con terreno, barbacoa, y una vistas espectaculares de la Concha de Artedo a sólo unos metros de la casa.

Lamuño es un pequeño pueblo junto a la autovía A-8, a unos 2 kms. de Cudillero, con casitas pequeñas, animales pastando plácidamente en las parcelas de las casas, 3 bares en la “plaza” del pueblo, y una multitienda que vende de todo.. y cuando digo de todo, es de todo!!!. En uno de los bares, el Bar Cendan, los sábados hacen parrillada de carne, deliciosa, y los demás días se puede comer de menú estupendamente, a unos precios fabulosos. Estuvimos tomando unas cervezas en la terraza de otro de los bares, el Bar La Sierra, que tiene una decoración interior muy bonita, y las raciones también están muy bien.

Uno de los días bajamos corriendo hasta la Concha de Artedo, y desayunamos en la playita un cafelito con tostadas en la cafetería Casa Miguel. Otro día volvimos a la hora del aperitivo y tomamos unas cañitas con unos mejillones en salsa mojo picón riquísimos.

Nos dijeron que el domingo se celebraba una típica boda Vaqueira en el pueblo cercano de San Martín de Luiña, y allí que nos presentamos. Había una pequeña feria medieval con puestos de comida, juguetes de madera, bisutería, etc.. Comimos en uno de los puestos ambulantes de la feria, el Rey del Pulpo, provenientes de Lugo, donde todo estaba delicioso: el pulpo, el vino Ribeiro, el pan, las costillas y la tarta de santiago.

Luego nos acercamos a Cudillero, un pintoresco pueblo pescador, muy turístico. De hecho, estaba lleno de gente. La plaza principal está atestada de bares y terrazas bastante caras. El pueblo destaca por su estructura: construido sobre la pendiente de una colina, sus calles son estrechísimass y enrrevesadas, no aptas para circular con carritos de bebé o con problemas de rodilla, y con un fuerte olor a pescado y fritura. El pueblo está rodeado de miradores que permiten disfrutar de unas vistas espectaculares de sus tejados y de sus cientos de gatos…

El día siguiente fuimos a Gijón. Era mi cuarta visita a la ciudad, y nunca me cansaré de caminar por ese bonito paseo marítimo de la playa de San Lorenzo. La marea estaba baja, y la ancha playa hervía de gente disfrutando del mar. Luego nos acercamos al casco antíguo y la zona del puerto. Un humorista callejero nos deleitó un rato y en la plaza mayor disfrutamos de un certamen de bailes regionales de distintos paises.

Decidimos quedarnos a cenar por allí. Todos los bares y terrazas tenían buena pinta, y todos estaban llenos de gente. Nos decantamos por el Bar Sidrería Plaza Mayor, y quedamos encantados con el pulpo, las fabes, las sardinas, … y el ribeiro.

Otro día decidimos hacer ruta hacia el oeste, y paramos en Luarca. Nos dimos un paseo por este precioso pueblo pesquero. Coincidió día de mercado, y siguiendo sus puestos llegamos hasta el puerto, precioso. Al final del puerto debería haber estado el museo del calamar gigante, pero fue destrozado por los fuertes temporales del pasado invierno. Otra vez será.

Después de Luarca nos acercamos hasta Puerto de Vega a comer. Le habían recomendado a mi cuñado el Restaurante “La Marina”, y no quedamos defraudados en absoluto: el arroz negro con calamares: delicioso, las vieiras: deliciosas, el filete de ternera: delicioso, los percebes: cojonudos, la merluza: más cojonuda.. el trato exquisito, y el precio comedido. Salimos contentísimos y con la barriga a reventar.

De ahí, ya para completar el día, nos dirigimos a la famosa playa de las catedrales, en la provincia de Lugo… y qué puedo decir… impresionante: primero de todo por la cantidad de gente, que nos sorprendió, aunque la belleza de la playa lo merece, y segundo por las caprichosas formas de la roca tras miles de años de erosión. Una maravilla de la naturaleza que no puede nadie perderse.

El último día lo dedicamos a Oviedo.. ciudad monumental y bonita donde las haya. Paseamos por su casco antiguo. Hacía mucho calor, y no pateamos todo lo que nos habría gustado. Acabamos en la calle Cimadevilla, llena de bares con terraza para tapear o comer de menú desde 10€. Nos tomamos unas cañitas en la taberna Carta de Ajuste, donde nos pusieron un chorizo riquísimo, y decidimos comer en La Genuina Arrocería, donde tenían, por 25€ por pareja, un entrante a compartir entre dos, una paella para dos a elegir entre 3 tipos diferentes, y un sorbete de postre para cada uno. Elegimos arroz a banda y arroz negro… y acertamos de pleno.. buenísimos.

Después de Oviedo nos acercamos hasta Cabo Vidio, muy cerca de Lamuño… y qué puedo decir… creo que fue la puesta de sol más bonita que he visto en mi vida. Había poca gente y pudimos sentarnos tranquilamente a contemplar cómo el sol desaparecía tras el océano miestras dos pesqueros faenaban en la distancia. Espectacular!!!

Y hasta aquí el viaje a Asturias.. disfrutado hasta el último segundo.

[slideshow_deploy id=’1946’]

 

 

 

 

 

 

7 Comments Add Yours

  1. El cuńao

    Todo precioso y Cojonudo pero te ha faltado comentarios sobre la compańia. Ha sido un placer viajar con vosotros.
    Ojo corrige la palabra pescado

    Reply
    • jfalma

      Tienes toda la razón cuñao.. no he nombrado la compañía, sin la que no habría sido posible estar tan bien. De hecho, me has sorprendido por tu espíritu deportivo.. has sido un estupendo compareñero de carrera, de fotografía y de exploración. Yo solo no habría ido a la midad de los sitios que fuimos… hasta los suegros se han portado!!!!

  2. Isabel

    Hola
    Estoy preparando un viaje a Asturias y me ha venido muy bien tu historia. Ya tengo un poco más claro dónde quiero ir
    Gracias.

    Reply
  3. Eva María

    Muy explicado todo

    Reply
    • jfalma

      Claro.. que tu jefa no tenga ningún problema para ir, ni tu para explicarle lo que has hecho!!!

  4. Susana

    Como Asturiana y amante de mi tierra me siento muy alabada por tus comentarios y esas fotografias maravillosas. Muchas gracias por todo ello.

    Reply
    • jfalma

      Muchas gracias por comentar. Ha sido un placer. Tienes una tierra preciosa en todos los aspectos. Espero que la cuideis y no se deteriore como otras zonas de España.

Leave a comment